Inicio  Contacto Lunes, 22 de Mayo de 2017 08:10:05 PM
Gran Premio Standard 1974

Gran Premio Standard 1975

El camino entre Santa Rosa (La Pampa) y San Rafael (Mendoza), con sus 547,1 kilómetros no es, precisamente, lo ideal como apertura de un Gran Premio. Estaba plagado de largas rectas sin ningún tramo sinuoso y podía, tranquilamente, ser definido como "aburrido". Se abría así el XVII Gran Premio de Turismo Nacional en el que, en materia de recorrido, era poco lo que se podía esperar con el transcurrir de las etapas.
Fueron 150 los anotados para esta 17º (y última) edición del Gran Premio que sumaba a la ultra rápida primer etapa, un segundo tramo a San Juan por caminos de asfalto y tierra pero igualmente aptos para altos promedios, una tercer etapa hasta La Rioja pasando por Jachal, Huaco, Villa Unión y Nonogasta y un tramo final entre La Rioja y Villa Carlos Paz donde se cruzaría la Pampa de Achala pero que, en opinión de los participantes, para bajar el alto promedio acumulado.
La Clase "B" tenía casi absoluta hegemonía de Fiat 128, con solo un 10% de participantes con Renault 12. La Clase "C" por el contrario, marcaba un balance al 50% para Fiat y Peugeot, con la "insólita" presencia de un Dodge 1500.
Entre los nombres más destacados del espectáculo figuraban, Gammerman, Daray, Satriano, Rizzutto, Massei, Badra, Macri y Zuain con 128 con preparación IAVA; Zunino, Juarez, Di Nezio, Fernandino, "Cocho" Lopez, Gonzalo "Chalo" de Quesada y "Transfer" con Fiat 125 y Pisandelli, Vallasciani, Garro, Carlomagno, Mayorga, Martín Perkins, Gervasoni y Felix Mabellini con Peugeot 504.
Esa 1º Etapa a San Rafael, super veloz, imponía el viejo recurso de viajar en tandem y los Fiat, por el sorteo de numeración, estaban muy juntos en la fila india y formaron las parejas entre Zunino (Nº 2) y Di Nezio (Nº 4) y entre Juarez (Nº 3) y Fernandino (Nº 6). Los Peugeot tenían más diferencias en el orden de partida y su jugada fue enviarlo a Carlos Garro (Nº 1) a disputar solo la punta y forzar la marcha, ya que tenía un auto que, en soledad, era capaz de aguantar el ritmo de los 125 "de a dos". Garro marcaba parciales velocísimos hasta que a la altura de Winifreda se fue afuera en una curva atropellando a varios espectadores. En la misma curva también siguieron de largo otros como Federico Berhongaray y Jorge Karamaneff pero el accidente más grave del recorrido fue el de Pascual Di Muro cuyo acompañante, Silvio Primante, falleció en el vuelco. Alfredo Pisandelli, que largó con el Nº 19 "remolcado" por "Pancho" Talone, quedó como el mejor 504 de la etapa. El tandem Di Nezio-Zunino estaba a las puertas de San Rafael con 4 segundos de ventaja para Di Nezio pero desde el avión que sobrevolaba a los Fiat partió la orden de que Zunino ganara la etapa para cosechar puntos para el Campeonato Argentino. Pisandelli quedó 3º seguido del otro tandem de Fiat, compuesto por Fernandino y Juarez, apareciendo luego los Peugeot de Fiorda y Vallasciani, precediendo al Fiat de "Cocho" Lopez. En la Clase "B", Gammerman y Badra se llevaron los dos primeros lugares, precediendo a Daray y Satriano. Mario Stillo con el R12 penaba con la falta de velocidad y se clasificaba en un lejano puesto 53. Zunino estableció en esta primera etapa un promedio de 172 km/h mientras que Gammerman "clavaba" 155 km/h.
La 2º Etapa con destino a San Juan era también de esencia velocista. Al paso por el control de Tunuyán Hector "Titín" Fiorda marcaba con su 504 192,900 km/h. Más increible era todavía el ritmo de Garro, que recuperaba luego de su accidente en la priemra etapa, pues viajando chupado con Fiorda hacía 205 km/h. En la "B" Rossi iba adelante seguido de Daray y Rizzutto que, al llevarse por delante un perro, llegó último a San Juan. En Uspallata se terminan los "trencitos" y Garro le gana la bajada a la tierra a Zunino pero dos kilómetros después pincha una cubierta. En los 160 kilómetros de recta que finalizaban en San Juan se forman nuevamente los tandem y así, llegan Zunino y Di Nezio, seguidos por los 504 de Garro y Fiorda y luego los 125 de Fernandino y Juarez.
En los primeros kilómetros de la 3º Etapa se nota una merma en el rendimiento de los 504 que son superados en plena carrera por el segundo "trencito" de 125. En Huaco se produce un hecho que definiría la carrera: Carlos Garro enfila su 504 por la entrada del famoso túnel con el sol en contra, quedando cegado por unos instantes. Sin visión, pegó contra la pared del túnel quedando el Peugeot atravesado en el camino y Fiorda, que lo seguía, se lo lleva por delante. Los Fiat, advertidos del accidente, esquivan la carambola y pasan a dominar cómodamente la etapa. El orden de marcha en el camino era Zunino, Di Nezio, Fernandino, Juarez, "Cocho" Lopez,y García Veiga. En la Clase menor, Daray sostenía la marcha de Gammerman. Al tomar el camino a Miranda para bajar a Nonogasta comienzan los abandonos de los principales protagonistas: "Cascote" Juarez rompe el motor y "Cocho" Lopez la bomba de aceite. García Veiga se detiene a cambiar un palier y debido a la debacle generalizada, Daray con el 128 está 10º en el camino. En el último tramo de asfalto hasta La Rioja, los Fiat desisten de viajar en tandem para cuidar sus motores, tanta era la comodidad que tenían, con 3 autos del equipo oficial en los 3 primeros puestos.
Los 60 autos sobrevivientes se pusieron en marcha para la 4º y última Etapa del Gran Premio 1975. Por Chepes, todo era asfalto y badenes y Zunino era líder sobre Di Nezio que oficiaba de escudero. Daray y Gammerman aplicaban la misma receta en la "B" pero por Mina Clavero Gammerman se adelanta y Daray queda 4º penando con la caja. En la Pampa de Achala Zunino rompe una pata de la caja de velocidades, declarando luego: "No podía poner la tercera y cuando lo conseguía, mi acompañante sostenía la palanca pero apenas agarrábamos un pozo se saltaba el cambio. Di Nezio me aguantó atrás aunque hubiese podido pasarme". Ricardo Zunino vivía, al entrar en Villa Carlos Paz, su segundo triunfo en un Gran Premio.
Los Fiat 125 habían demostrado su superioridad frente a los Peugeot 504, siendo Carioni y García Veiga los mejores clasificados de la marca, detrás del malón de Fiat.
En la Clase "B" Colavino ganaba la etapa y la general era para Rubén Daray con 7 minutos de ventaja sobre Gammerman, 26 sobre Colavino y más de 30 sobre Julio Pardo. El mejor Renault 12 era el de Hector Morás que clasificaba 16º y Mario Stillo llegaba en el puesto 21.
El promedio general de Zunino fue de 148,431 km/h lo que lo convertía en el segundo más rápido de la historia de la carrera ya que "Larry" con el Torino 380 W en 1969 había establecido 151,602 km/h.
Clase "B": Ganador Rubén C. Daray - Fiat 128 IAVA.
Clase "C": Ganador Ricardo Zunino - Fiat 125 Coupé.

RECORRIDO TOTAL DEL GRAN PREMIO 1975: 2.225 KILÓMETROS.
Algunas fotos del Gran Premio 1975:
El sanjuanino Carlos "Cascote" Juarez de muy buena tarea hasta que el motor dijo basta:

Angel Di Nezio, gran rutero y montañista, fue 2º con su Fiat 125 Coupé respetando las órdenes del equipo:

El Fiat 128 IAVA de Rubén Daray, ganador de la Clase "B" trepando en desolado paisaje norteño:

 

 

VOLVER

 
Todos los derechos reservados.