Inicio  Contacto Lunes, 27 de Marzo de 2017 05:29:27 PM
Gran Premio Standard 1958

Gran Premio Standard 1958

El éxito deportivo, la repercusión periodística y el entusiasmo del público por el 1º Gran Premio Standard, llevó a las autoridades del ACA a lanzar su 2º Edición en 1958. La Presidencia de la entidad estaba ahora en manos del Dr. Cesar Carman, la vice-presidencia la había asumido el Dr. Horacio Rivarola y el Dr. Raul Fernandez Aguirre ocupaba el cargo de Tesorero y de Presidente de la Comisión de Carreras.
Se anotaron 52 tripulaciones, cuando realmente se esperaban muchas más. En el Turismo Carretera, los anotados eran 87.
La carrera se presentaba aún más dura que en la anterior edición para los Standard, dado que no habría tramos de enlace y se aumentaba el recorrido a 5.491,7 km. La 1º Etapa era Buenos Aires-Córdoba, la 2º Córdoba-Salta, la 3º Salta-Catamarca, la 4º Catamarca-San Juan, la 5º era igual al año anterior: San Juan-San Luis, la 6º San Luis-Bahía Blanca y la 7º y última Bahía Blanca-Buenos Aires.
Debido al notable desempeño en el año anterior de Jorge Rodrigo Daly y su VW 1200, 10 autos de esa marca se anotaron en la "A", que ahora estaba limitada a los 1200 cm3. Además de R. Daly lo hicieron con esa marca Juan Manuel Bordeu, Milton Barbagallo (rosarino), Mauricio Franco, "Centinela" (Gastón Prat Gay) y Federico Cook entre otros. Para enfrentarlos, los Renault Dauphine tenían un equipo formado por Jackie Forrest Green, Carlos Stábile y Patricio Badaracco, además de Eduardo Casá anotado bajo el seudónimo "Conde de Montecristo" pero que a último momento no largó la competencia. Los hermanos Carlos y Julio Guimarey anotaron un curioso Datsun de 980 cm3, Danilo Constanzi y Enzo Tasco un Lancia Appia 1º Serie, Dante Caselli un Fiat 1100 y el uruguayo Roberto Larghero Obiol un Goliath 1100. El brasileño Antonio Planellas se presentó con un DKW 1000 producido por la fábrica Vemag en la localidad uruguaya de Ribera, fronteriza de Santa Ana do Livramento de donde era nativo el piloto. El auto que por sorteo obtuvo el Nº 101 fue el pequeño NSU Prinz de 24 CV de Pedro Von Döry, al que los técnicos de la armadora local Autoar debieron soldarle una chapa en el techo dado que el modelo venía con techo corredizo de lona y eso para el Reglamento era "convertible", lo que estaba prohibido.
En la "B", para autos europeos de 1201 a 1500 cm3 o norteamericanos modelo entre 1946 y 1952 con motores de hasta 4200 cm3 que no fueran V8 con válvulas a la cabeza, la tendencia se volcó mayoritariamente hacia los Borgward Isabella (pese a ser derrotados por los Peugeot 403 el año anterior): se formó la Escudería El Trebol Rojo integrada por Carlos Lostaló, Juan Angel Diez, Roberto Lamela Diaz, Roberto Bonomi, Alvaro Piana y Rodolfo Raba (que dejaba su Simca Aronde). Solo dos Peugeot 403 fueron de la partida: "Larry" y Diógenes de Urquiza Anchorena. En esta categoría y en una curiosa mezcla de culturas industriales se anotaron las marcas más tradicionales de producción norteamericanas como Ford, Chevrolet y Mercury.
La categoría mayor tenía definición por demás de amplia y hasta risueña dado que permitía la participación de "todos los autos no admitidos en otras categorías". Se resaltaba la presencia de dos Volvo P444 con motores de 1598 cm3 confiados a Roberto Mieres y Carlos T. de Alvear, un Alfa Romeo 1900 Berlina en la versión Super (más potente), conducido por Gian Marco Dolce, un Mercedes Benz 300 de 1953 piloteado por Carlos Porchetto y el ganador del año anterior, Humberto Altamura con su Ford Fairlane V8.
El 6 de diciembre a las 0 horas Pedro Von Döry ponía proa a Córdoba desde la tradicional Rampa frente al ACA en Avda. Libertador.
La organización D´Agostino Deportes que transmitía por radio Mitre, daba noticias en la madrugada de la soberbia actuación del Fairlane de Altamura: largó último entre los Standard, en Colón (Bs.As.) había pasado 14 autos, 25 en Venado Tuerto y en Casilda estaba 5º en el camino. En Rosario estaba 4º, en Maciel 3º y en Santo Tomé desplazaba al puntero del camino hasta ese momento, el Lancia Appia de "Dany" y "Postman". Al llegar a Córdoba Altamura era el triunfador absoluto a una promedio de 147,339 km/h (entre los TC hubiera estado 26º), seguido del Borgward de "Difusor" (Oscar Marcolongo), el Volvo de Mieres, el Alfa Romeo de Dolce, el Ford Sedan 1951 de Manlauix y el Mercury 1949 de Domingo Lombardi.
La 2º Etapa hasta Salta (892,4 km) marcaba el dominio de Pedro Sancha superando a Altamura aunque éste mantenía la punta en la General. Luego clasificaban Mieres y Dolce. "Larry" recuperaba terreno ganando la etapa pero estaba 6º en la General. Entre los chicos, "Dany" y el Appia ganaban la etapa y se afirmaban en la General, superando a Rodrigo Daly y a Bordeu que escalaba posiciones desde atrás.
En la 3º Etapa (Salta-Catamarca) abandonan "Bitito" Mieres y Gian Marco Dolce, "Dany" gana la etapa y la general, con Juan Manuel Bordeu a sus espaldas. Un impresionante rush de Larry lo lleva a ganar la etapa sobre los 2 Borgward pero sin alcanzar al Mercury de Domingo Lombardi en la general. En la mayor vuelve a imponerse Sancha sobre Altamura que conserva buena ventaja en la general, 3º está Alberto Credidio (Mercury Sedan 1958) y 4º carlos Porchetto (Mercedes Benz 300).
Atrás había quedado la Cuesta del Infiernillo pero en la 4º Etapa (Catamarca-San Juan) debía superarse la Cuesta de Miranda con sus 2400 metros de altura, pasando por Nonogasta, Patquía y Guandacol. Precisamente en Nonogasta abandona "Larry", dejando libre el camino al Borgward de Carlos Lostaló. Abandona Pedro Sancha por problemas mecánicos y Altamura domina a voluntad. Insólitamente, el pequeño VW 1200 de Rodrigo Daly es el primero en aparecer en el camino, seguido del Borgward de Raba, el VW de Bordeu y el Chevrolet 1951 de Alfredo Parodi.
En la 5º Etapa (San Juan-San Luis), los 21 autos sobrevivientes que largaron, llegaron. Los Borgward de Lostaló, Lamela Diaz y Raba pisaron a fondo tratando de ganarle la carrera al Mercury de Lombardi y al finalizar al etapa éste llevaba una ventaja en la general sobre Lostaló de solo 3 minutos y era la única categoría con definición incierta. Altamura dominaba con muchas horas de ventaja a Porchetto en la mayor y "Dany" acumulaba una hora de ventaja sobre Jorge Rodrigo Daly en la menor.
En la 6º Etapa (San Luis-Bahía Blanca), la velocidad del tramo perjudica a los Borgward y favorece al potente Mercury de Domingo Lombardi. Además, Carlos Lostaló (2º hasta alli) llega a Bahía Blanca a las 11 de la noche con el auto muy malherido y no puede continuar la carrera y Raba llega a las 22,15 hs. también con problemas mecánicos pero logra reparar. Rodrigo Daly, penando con su menor velocidad escolta a "Dany" que se aleja aún más en la general. Altamura corre solo en la mayor.
La 7º y última Etapa depositará a los valientes y esforzados pilotos en el Autódromo Municipal de la Ciudad de Buenos Aires. La etapa es muy rápida, tan veloz que Juan Galvez, el ganador en el TC, establece un promedio de 167,516 km/h. En Standard está todo prácticamente dicho pero pese a ello Altamura sale rápido pues quiere ser el primero en llegar y hacer el mayor promedio, cosa que logra al establecer 130,013 km/h. Detrás del Fairlane viaja toda la etapa casi pegado a su cola el Mercury de Domingo Lombardi, detrás el Lancia Appia de "Dany", luego el Ford Coupe 1946 de José Mario Spada, el DKW Vemag del brasileño Planellas y el Borgward de Juan Angel Diaz. Como en la anterior edición, Altamura llega solo en su categoría. Tres autos son desclasificados en la verificación técnica: los Volkswagen de Jorge Rodrigo Daly, Rodolfo Garotta y Jorge Alberto Vega por diferencias entre las medidas originales de motor y las del catálogo.
La General del Gran Premio queda en manos de Altamura quien además, por segunda vez consecutiva gana su categoría. Detrás del Ford Fairlane, el Mercury del bravo Domingo Lombardi que muestra las huellas de un "encuentro cercano" con la montaña en su lateral derecho. El Borgward de Juan Angel Diaz se ubica detrás del ganador Lancia Appia de "Dany" en la general, seguido de los Vokswagen de Bordeu, Franco y Cook.
Altamura fue quien más premios recibió: $ 117.300, el esforzado y valiente Domingo Lombardi cobró $ 92.150 y Juan Angel Diaz $ 56.000. Para cada uno de ellos, una pequeña fortuna que compensaba ampliamente el esfuerzo.
El último clasificado fue el extraño Datsun de los hermanos Guimarey, a 22 horas y 28 minutos del ganador.
Clase "A": Ganador "Dany" - Lancia Appia 1º Serie.
Clase "B": Ganador Domingo Lombardi - Mercury 1949.
Clase "C": Ganador Humberto Altamura - Ford Fairlane F500 V8.

GANADOR ABSOLUTO DEL GRAN PREMIO: Humberto Altamura - Ford Fairlane F500 V8.
 

Algunas fotos del Gran Premio Standard 1958:

 

Larga el Gran Premio quien fuera Delegado personal de Juan Domingo Perón, Jorge Daniel Paladino junto a su hermano Heidy:

Se pone en marcha el Renaul Dauphine del legendario Jackie Forrest Green:


El Borgward de Juan Angel Diez transitando por los sinuosos caminos del monte tucumano:
El bravío Domingo Lombardi, ganador de la Categoría "B", con las huellas de un "montañazo" en su Mercury:

Alfredo Parodi pudo "dar la vuelta" con este Chevrolet 1951 dos puertas. Aquí transitando por los caminos catamarqueños:

 

 


El ganador absoluto del Gran Premio Standard 1958, Humberto Altamura (de sweter a rayas) al arribar al Autódromo Municipal de Buenos Aires:

Arribo triunfal al Autódromo del Lancia Appia 1º Serie de "Dany" (Danilo Costanzi), acompañado por Enzo Tasco:

Una multitud llega al Autódromo el ganador de la Clase "B", Domingo Lombardi con su Mercury.

 

 

VOLVER

 
Todos los derechos reservados.